Dokem

Tecnología y servicios

Conectando el Dokem…

Desde el nombre hasta la identidad corporativa de algo que puede resultar tan frío, manido e institucionalizado en nuestra cultura visual como los servicios de seguridad para particulares y empresas son uno de los últimos retos que Veobrand ha podido abordar. Abrirse camino con una imagen de marca y un naming adecuado en un mercado altamente competitivo era el reto que nos planteó lo que hoy se llama Dokem. 

Seguridad cercana, accesible y sobre todo humana. El reclamo: hacer visible la humanidad de la marca, tanto en el naming como en su imagen corporativa sin perder la firmeza que debe transmitir una empresa de seguridad y protección. La respuesta: DOKEM. Un nombre sencillo y contundente derivado de la unión de dos palabras clásicas: DOMO procedente del latín Domus y HOKEN que es un adjetivo japonés que significa seguridad, libre de riesgo y peligro. Al unir significantes y significados encontramos no solo contundencia sonora, sino también la convergencia de los mensajes que captan la esencia de la marca.
 
Seguridad, pero con cercanía, con empatía, con humanidad. La seguridad no tiene por que entenderse como un escudo frío. Puede ser más, si queremos ofrecer algo más en el servicio que presta, como es el caso de esta startup. La cercanía no es obstáculo para dejar de transmitir robustez, fuerza y firmeza en la construcción de la marca. Una paleta de color sencilla, modesta pero clara, sin equivocaciones ni confusiones. Una referencia visual en caso de emergencia. Esto es lo que refleja DOKEM con su nueva imagen corporativa. Un sistema de seguridad con personalidad propia, un nombre fácil de recordar, un nombre para que acompañe el día a día de hogares, espacios de trabajo, comerciales o industriales. No es una alarma, es un Dokem. Seguridad con un equipo humano tras de sí. Es algo más que una alarma al uso.  
 
Dokem es una personalidad puedes llamarlo con nombre propio. Un servicio que aparte de proteger acompaña y es accesible. Algo que vive con nosotros y nos asegura el sueño por las noches y garantiza nuestra libertad. Los tiempos de los escudos ya quedaron lejos. Tenemos delante un nuevo concepto de seguridad, es lo que hemos querido reflejar para nuestro cliente. Lo hemos conseguido con este proyecto.
 
Un ejercicio en el que hemos podido ir más allá de lo evidente a simple vista. Un ejercicio que propone un concepto visual traducido a una necesidad concreta. Estos son los retos que nos gustan. Para este tipo de casos es para lo que estamos preparados. Brandabilidad activa la llamamos nosostros. Escuchamos, observamos, investigamos. Pasamos a la acción. Proponemos. Concluímos.
 
La arquitectura de marca sigue estos mismos planteamientos. Los soportes de comunicación son fieles a éste criterio que hemos logrado transmitir al logo y proyectar al conjunto de comunicación corporativa. Un trabajo del que estamos orgullosos. A nuestro cliente le deseamos el mejor de los caminos en su andadura. Que la seguridad que transmite este mensaje sea la mejor protección para su camino.